GUAJOLOTE SILVESTRE » Un ave robusta de los bosques norteamericanos

Advertisement

Aunque el guajolote silvestre es un ave, es decir, un animal vertebrado cuyo cuerpo está cubierto de plumas y dispone de dos alas que le brindan la habilidad de volar, esta especie oriunda de los bosques norteamericanos y perteneciente al grupo familiar Phasianidae, solo puede desplazarse por el aire en pequeñas distancias, debido a que se trata de una criatura grande y de rasgos bastante robustos, la cual actualmente se distribuye en otras zonas del globo luego de su adaptación como un ejemplar doméstico de granja.

Advertisement

Características del guajolote silvestre

Al guajolote silvestre también se le conoce como pavo salvaje, y entre sus características más destacadas están su cola abanicada y la piel del rostro.

Advertisement

Sin embargo, estos rasgos resaltan intensamente en el ejemplar macho, que sobrepasa a la hembra tanto en peso como en tamaño. En este sentido, él puede llegar a pesar cerca de 7 kilogramos y los más grandes alrededor de los 11 kilos.

Todo ello supone un enorme dimorfismo sexual, pues la hembra se mantiene entre poco más de 3 kilos 500 gramos y 5 kilos 400 gramos.

Diferencias entre el macho y la hembra

Aunque ambos géneros de este tipo de aves del bosque presentan similitudes como el color negro de sus plumas, también tienen varias diferencias bastante notables.

De hecho, el macho a parte de los pigmentos negros, posee detalles blancos muy brillantes en las puntas de su plumaje.

Asimismo, luce una porción carnosa denominada curúncula que sobresale de la parte inferior de su rostro, la cual generalmente es rojiza.

La piel superior de su cabeza también es roja, está libre de plumas y cambia a tonos blancos o azules en ciertas épocas.

Otro distintivo es que a los miembros masculinos de este animal del bosque, les crece un espolón en cada una de sus patas.

En cuanto a la hembra, carece de espolones, curúnculas, colores brillantes y la piel tanto de su cabeza como el cuello, es gris o blanca.

El guajolote silvestre en su hábitat natural

El pavo es un ave del bosque que ocupa principalmente zonas distribuídas hacia el este y centro de Estados Unidos, con presencia además, en México.

En su hábitat natural, el guajolote prefiere rondar en las praderas o boscajes donde tiene acceso a los árboles para poder dormir.

Y es que adicionalmente, la árbolada le brinda protección de otros animales del bosque carnívoros, y su sombra les proporciona un excelente sitio para anidar.

Población doméstica del pavo

Ciertamente el pavo es un animal del bosque codiciado por su carne, pero aún así no se encuentra en un riesgo inminente, pues gran parte de su población ha sido domésticada y en consecuencia, su número de integrantes no decae tanto porque se reproduce en cautiverio.

Incluso se estima que en la actualidad existan alrededor de unos cuarenta millones de ejemplares en granjas de distintas latitudes.

Alimentación de los guajolotes

Gran parte de las aves del mundo tienen una dieta estríctamente herbívora, pero este no es el caso de los guajolotes, pues consumen alimentos de esta clase y también se comen a otros seres vivos, es decir, son criaturas omnívoras.

En este sentido, dichos animales acostumbran a ingerir distintos tipos de brotes, semillas y hojas que se encuentran en el suelo.

Del mismo modo, consiguen una buena fuente de alimentación subiendo a los árboles ocasionalmente para comer de sus frutos y de sus tallos.

La ingesta de carne está constituída principalmente por diversas especies de insectos, así como otros invertebrados de tamaño reducido y ciertos anfibios que tampoco suelen ser muy voluminosos.

Cabe destacar que fuera de los guajolotes silvestres, también estan los pavos domésticos que son alimentados con productos elaborados por el hombre, sin embargo, comúnmente se añaden semillas y granos a manera de complemento.

Reproducción de las robustas aves negras

Como cualquier ave, los guajolotes dependen de una reproducción que se da a partir de la postura de huevos, lo que significa que son ovíparos.

Una vez que comienza la época del cortejo, los machos despliegan su cola en forma de abanico y producen sonidos para cautivar a las hembras.

Los pavos se aparean una sola vez al año y luego de fertilizar a sus compañeras, éstas colocan un máximo de 17 huevos que deben incubar alrededor de un mes.

Estos animales alcanzan su etapa de madurez dos meses antes de cumplir el año, no obstante, es normal que los machos no consigan copular para entonces, puesto que se deben enfrentar a los miembros más viejos si quieren reproducirse.

Los nidos de estas aves se establecen en el piso, tal como dijimos anteriormente, en sitios resguardados por la vegetación.

Guajolote silvestre: presa para muchos depredadores

Aunque es el hombre el mayor riesgo que enfrenta el guajolote silvestre, resulta ser una presa vulnerable para muchos depredadores.

Incluso sus huevos son una atractiva elección para otras criaturas. De tal manera, sus principales cazadores son mamíferos como los zorros, mapaches, gatos monteses, roedores, reptiles -de los cuales detacan las serpientes– y adicionalmente, algunas clases de aves.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…