HORMIGA ROJA » Un insecto de los bosques coníferos europeos

Advertisement

La hormiga roja es un insecto de bosques coníferos europeos con abundantes, frondosos y enormes árboles, donde establece colonias que sobrepasan hasta los doscientos mil individuos, pero aunque pudiese parecer aterrador toparse con algún montículo de estos numerosos invertebrados, no representa una situación incómoda para el hombre, más bien contribuye a su expansión, gracias a que este individuo ayuda a eliminar la presencia de algunas plagas dentro de las zonas boscosas.

Advertisement

Características de las hormigas rojas

Las hormigas rojas, conocidas científicamente como formica rufa, son especies del bosque que pertenecen al orden de los heminópteros y la familia de los formícidos.

Advertisement

Estos pequeños artrópodos tienen un característico color rojizo que hace honor a su nombre, pero varía dependiendo de su sexo y papel en el hormiguero.

Por ejemplo, las obreras tienen este tono en la cabeza y tórax, mientras la zona ventral es de un matiz negro o marrón oscuro. De igual manera, las hembras fértiles (reinas) llevan una combinación de ambos colores, resaltando el negro en gran parte del cuerpo y con pigmentos rojos más brillantes. Los machos son negros con zonas más claras y tienen alas.

Como muchos insectos, las hormigas rojas tienen seis patas dispuestas en el tórax, un par de antenas, mandíbulas poderosas y abdomen. Su tamaño cambia dependiendo de cada cual, es decir, las obreras alcanzan alrededor de 9 milímetros, los machos rondan una longitud de 11 mm y las reinas son un poco más grandes que estos últimos.

Estos insectos son muy sociables entre ellos y pueden vivir varias reinas en un solo hormiguero, con capacidad de albergar hasta unos 400 mil ejemplares.

Hábitat de la hormiga roja

El hábitat de estos insectos del bosque –como hemos indicado- está en zonas con altos árboles coníferos, pero también en espacios frondosos mixtos y caducifolios.

Allí, en el suelo de los bosques, las hormigas rojas construyen sus hormigueros utilizando la comida que les sobra, ramas muy pequeñas y otros materiales para impermeabilizar el montículo de tierra, que incluso puede llegar a medir hasta 2 metros de altura.

Estos exagerados montículos realizados por artrópodos tan pequeños, propician una temperatura ideal para resguardarse de los climas extremos, pero además, construyen recamaras especiales en su interior destinadas a las larvas, las reinas y los alimentos.

Las hormigas rojas generalmente hacen sus nidos en los espacios del bosque cuyo suelo está despejado, y lo acondicionan incluso para invernar.

Otro aspecto curioso acerca de estos animales del bosque, es que son capaces de invadir hormigueros ajenos para apoderarse de un nuevo territorio con suficientes recursos de alimentación.

Alimentación de la hormiga roja europea

La formica rufa es omnívora y su dieta es tan variada como lo que se encuentren en el radio de su territorio, comiendo desde otros invertebrados hasta la melaza de los pulgones, motivo por el cual en ocasiones hasta los protegen, no obstante, cuando la comida escasea también pueden devorar a unos cuantos de ellos.

Las hormigas rojas completan su menú ingiriendo savia, hongos o hasta las partes de criaturas muertas que puedan cargar hacia el hormiguero.

A todo esto le pueden sumar vegetales que encuentren en el suelo del bosque, pero vale destacar que estas pequeñas omnívoras no son las mismas que se denominan “hormigas rojas de fuego”, las cuales son mucho más agresivas y poseen una alimentación carnívora.

Dieta balanceada: una razón para ayudarlas a expandirse

Debido a sus hábitos alimenticios y la cantidad de miembros que pueden existir en un hormiguero de estos pequeños artrópodos rojizos, las industrias forestales han optado por utilizar a dichos insectos para reducir algunas plagas en el bosque, considerándolos como controladores naturales de otros invertebrados que supongan amenazas en estos espacios.

Reproducción de la formica rufa

La reproducción de la formica rufa es ovípara, sin embargo, es únicamente la reina quien tiene capacidad para desarrollar esa labor. La etapa de apareamiento ocurre desde el mes de abril, pero las hormigas hembras que son fértiles solo participan en la cópula una vez.

Y es que el esperma depositado alcanza para que las nuevas reinas pongan huevos por el resto de sus vidas, que dura unos 20 años. En cambio, las obreras no cuentan con un aparato reproductor totalmente desarrollado, y los machos alados solo son útiles en la época de la reproducción.

Defensa contra los depredadores

Ante la presencia de distintas especies de aves y animales insectívoros, las hormigas rojas desarrollaron un sistema de defensa bastante efectivo.

En este sentido, arrojan ácido fórmico a sus atacantes, lo cual es mucho más efectivo después de morderlos. Aunque son insectos pequeños, pueden lanzar ácido a una distancia que ronda los 25 centímetros, sin embargo, esta estrategia también la utilizan para cazar.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…