AYE AYE » Un inusual mamífero de los bosques de Madagascar

Frente a las costas de África oriental se ubica la isla de Madagascar, país con una amplia diversidad de animales como el aye aye, un mamífero del bosque nativo de esa zona. Este primate pasa la mayor parte de su tiempo colgado sobre las ramas de los árboles buscando comida, y para ello cuenta con características muy peculiares que vamos a describir en este artículo.

Características del aye aye

Uno de los rasgos más sobresalientes de esta criatura, son sus ojos grandes (saltones), que lo ayudan a tener una mejor visión nocturna.

Además posee una larga cola que resalta más que su cuerpo. Se distingue por ser un animal del bosque voluminoso, pese a su tamaño mediano de 40 centímetros de longitud.

También tiene orejas redondas y enormes, que se caracterizan por su sensibilidad. Por otra parte, el color de su pelaje es negro o marrón oscuro.

El tercer dedo del aye aye es bastante largo y a su vez, muy delgado en comparación de los otros. Además posee garras puntiagudas en los dedos frontales y posteriores.

Sin embargo, carece de garras en los dedos gordos (prensiles) de los pies. Los rasgos físicos de este animal lo convierten en una criatura extraña para algunos nativos de Madagascar, quienes llegaron a considerarlo de “mal augurio” hasta el punto de asesinarlos.

Hábitat

El aye aye es un mamífero de los bosques tropicales de Madagascar, espacios naturales conformados por palmas, árboles helechos, bambús y otras especies de boscaje.

Esta zona de vegetación espesa, se caracteriza por presentar climas cálidos y húmedos, que ayudan a regular la temperatura del ambiente.

Para el aye aye, este tipo de bosque es provechoso debido a que construye nidos en árboles de gran altura y busca sus alimentos a través de ellos, sin tener que movilizarse muy lejos.

Forma de vida y alimentación

La vida del aye aye consiste en trepar árboles, ya que es un animal “arborícola”, por lo que su principal objetivo será comer y hacer nidos allí.

Se conoce por ser un ejemplar que realiza sus labores nocturnamente, para alimentarse de las larvas aprovecha el tercer dedo que, como dijimos, es muy largo.

Para empezar la búsqueda golpea el árbol con el dedo mencionado, luego escucha detenidamente si hay movimiento de insectos o gusanos debajo de la corteza. Si detecta ruido de algún movimiento, los extrae inmediatamente.

Este animal entra en la clasificación de los omnívoros, ya que incluye en su menú, comidas como frutas y pulpa de cocos.

Otros datos sobre el aye aye

Generalmente los nidos del aye aye simulan una especie de esfera cerrada, los cuales están hechos de hojas y ramas, donde suele dormir durante el día.

De igual forma, acostumbra a realizar pequeños saltos verticales para poder escalar en los árboles, labor que se le hace sencilla gracias a los dedos gordos prensiles con los que se cuelga de las ramas.

Por otra parte, suele movilizarse individualmente y como otros animales comparte con la hembra cuando se acerca la etapa reproductiva.

Reproducción del aye aye

La etapa de reproducción del aye aye hasta ahora no tiene una estación específica del año. Sin embargo, los expertos afirman que cuando llega ese momento, los machos se vuelven muy agresivos debido a que pelean entre sí para montar a las hembras.

Durante ese período, las hembras y los machos suelen socializar mucho más. Después del apareamiento inicia el periodo de gestación, aunque esta también es una fase de la cual no se conocen mayores detalles. Según explican los especialistas esto se debe a que son animales raros y difíciles de ubicar.

Las madres suelen dar a luz a una sola cría, la cual cuidarán hasta que la criatura esté preparada para independizarse.

Conozca los principales depredadores del aye aye

El aye aye es una especie perseguida por algunos depredadores que moran en su hábitat, ansiosos de conseguir comida y de incluir a este ejemplar en su lista.

Entre los animales del bosque que son enemigos de este primate, se ubica “la fosa” un mamífero carnívoro originario de Madagascar, que se caracteriza por correr rápido y trepar árboles con mucha agilidad.

Las serpientes arboleas, que se deslizan de forma constante cerca de los nidos de este animal, es otro de sus depredadores más cercanos.

En cambio, el ser humano es el enemigo más peligroso del aye aye, debido a que desde épocas remotas los indígenas de esa isla habían señalado al ejemplar como una especie que atraía la muerte y la desgracia, por lo que muchos fueron asesinados.

Hoy en día también inciden otros factores, como la destrucción de su hábitat por parte del ser humano, que hace que el aye aye esté considerado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como una especie en peligro de extensión.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…