LEMMINGS » Tiernos roedeores de zonas boscosas

Los lemmings son roedores de hocico chato, patas pequeñas y con capacidad de reproducirse a gran escala, unos de los animales del bosque que se pueden encontrar en zonas como la taiga o la tundra, y en este artículo resaltaremos los aspectos más importantes sobre su hábitat, desarrollo y forma de vida.

Estos pequeños mamíferos del bosque son familia de los cricétidos y tienen pelaje grueso que los ayuda a soportar las bajas temperaturas del invierno.

Cuando sus fuentes de alimentos se agotan por la presencia de más miembros, algunos deciden desplazarce hacia otros sitios buscando comida.

Sin embargo, al aventurarse en terrenos ajenos a su hábitat natural, acostumbran a ser descuidados, por lo que muchos perecen ante los peligros de su entorno.

En Europa, Asia, Estados Unidos y Canadá se pueden hallar estos increíbles animales, ahora bien, prepárate a conocer las características más relevantes sobre ellos.

Características de los lemmings

Los lemmings tienen similitud con algunos parientes cercanos, como los hámster, pero hay rasgos que sobresalen en ellos y que los diferencian de los otros.

La primera característica se relaciona a la forma de su cuerpo, robusta y no tan alargada, al igual que la cola. De por sí, el tamaño de las orejas y ojos son pequeños.

Por otra parte, el color del pelo es combinado, es decir, la base del pelaje es marrón rojiza, pero algunos ejemplares tienen una franja negra en el lomo.

Con el paso del tiempo, al convertirse en adultos de avanzada edad, les aparece una mancha en la parte posterior. Los machos se distinguen de las hembras por ser más grandes. El tamaño general de estos roedores es de 12 a 15 cm y pesan entre 45 a 150 g.

Forma de vida

Los lemmings son animales del bosque muy pequeños, pero con grandes habilidades para construir madrigueras que los protegen del acecho de los depredadores.

Para formar sus refugios, escogen los lugares en los que las raíces de los árboles sobresalen del suelo reteniendo hojas y hierbas, creando una especie de cuevas improvisadas por la madre naturaleza.

Y es que allí, estos roedores encuentran el calor y la seguridad necesaria para cuidarse del frío extremo típico de las tundras, donde las temperaturas alcanzan hasta 30 grados bajo cero.

Aunque vive en colonias grandes, normalmente el mamífero sale individualmente a buscar comida, abandonando en algunos casos el sitio donde habita.

Conoce de qué se alimentan los lemmings

Los parientes cercanos de los jerbos (hámsters), mejor conocidos como lemmings, se alimentan de hierbas, musgo, ramas y muchas más plantas.

Asimismo, con regularidad consumen líquines (hongos que se fusionan con algas). Esta especie de animales mamíferos del bosque entra en la categoría de los hervíboros.

¿Cómo se reproducen los lemmings?

Al acercarse la primavera inicia la época de reproducción de los lemmings, temporada en que la vegetación es mucho más abundante.

El tiempo del ciclo de apareamiento es corto, y ocurre que los partos son múltiples. La madre puede dar a luz hasta un aproximado de 13 crías, pero esto solo ocurre cada tres o cuatro años.

Referente a la reproducción masiva de esta especie, los especialistas explican que el fenómeno se debe a que la “hembra”, después del parto, vuelve a entrar en celo.

El período de gestación es de 18 días, tras culminar este tiempo y tener a las crías, las hembras se dedican a formar los nidos con paja y pelo.

Tiempo en que alcazan la madurez sexual

Los lemmings alcanzan la madurez sexual de forma exageradamente rápida, ocurre luego de transcurrir unas tres o seis semanas de su nacimiento.

Esta especie sorprende a más de uno, no solo por su desarrollo sexual a temprana hora, sino también por el número de crías que pueden nacer en un solo parto.

No obstante, el lado negativo de esta situación, es que al haber una población descontrolada el alimento comienza a escazear, por lo que deciden migrar hacia otros sitios.

Depredadores naturales de los lemmings

Como todo animal los lemmings no se salvan del peligro en medio de su hábitat, pues siempre se esconde un depresador con ansías de capturarlos.

En la lista de enemigos encontramos a la gaviota, el oso polar y el búho nival; así como también el halcón gerifalte, el zorro ártico, entre otros.

¿Verdad o mentira sobre los lemmings suicidas?

Por la década de los 50, específicamente en 1958 fue realizado un documental llamado “White Wilderness”, sobre los lemmings, que estuvo a cargo de la compañía Walt Disney.

En el material audiovisual se vio cómo estos animales se lanzaban en aguas de mares y ríos, creando un falso positivo de que éstos se “suicidaban” o realizaban un “sacrificio” para autoregular la población.

Sin embargo, al transcurrir los años se desmintió esa creencia y se comprobó que ellos actuaban de esa manera por conseguir alimentos, sin tener el instinto de identificar el peligro.

Más adelante se revelaron imágenes sobre el documental de la empresa de dibujos animados, donde se evidencian estrategias de producción para simular el suicidio de estos roedores.

Algunas de estas medidas constaban en soltarlos desde laderas o riscos y asustarlos para que cayeran al vacío. Desde entonces se supo que dicha teoría no fue más que un mito inventado por la industria mediática.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…