OSO NEGRO » Vida y características del solitario mamífero del bosque

Entre los mamíferos del bosque, el ursus amerinacus u oso negro, es el más común y numeroso de su especie en las regiones americanas.

Y es que este interesante animal del bosque encuentra en su hábitat todo lo necesario para desarrollar su forma de vida, además de ser un excelente trepador de árboles.

Se trata de una criatura que prefiere pasar sus días de manera solitaria buscando alimento, a excepción de ciertas épocas en las que interactúa con otros miembros de su misma especie.

Así que si quieres aprender más sobre los osos negros, en este artículo conocerás lo que necesitas saber acerca de sus características, hábitat y costumbres tanto alimenticias como de reproducción.

¿Dónde vive el oso negro?

Tal como su nombre científico lo indica, el ursus americanus vive en América, en las regiones boscosas ubicadas hacia el norte y, comunmente, aquellas escasamente pobladas.

Su área de distribución se limita a zonas norteñas de Canadá, Alaska, Estados Unidos y partes de México, aunque actualmente ocupa menos territorio que antaño a raíz de diferentes factores.

El oso negro norteamericano prefiere vivir en bosques boreales o templados, donde hallan comida, seguridad y cobijo.

Acostumbran a buscar madrigueras, maleza amontonada, cuevas o incluso -aprovechando sus habilidades para trepar-, suben a los árboles localizando agujeros que les puedan servir de oseras.

Estos animales del bosque son muy territoriales, y en el caso de los machos, cubren un radio que va desde los 40, hasta los 200 kilómetros cuadrados.

Son diurnos y cuando llega el invierno suelen dirigirse a sus guaridas, donde pasan el tiempo en un estado de aletargamiento sin ingerir alimentos hasta la primavera.

Características y hábitos del oso negro

Aunque su nombre no lo sugiere, estos mamíferos de áreas boscosas también pueden tener otros tonos en el color de su pelaje. Matices que más allá del pigmento común, varían desde el negro azulado hasta llegar al blanco -lo cual ocurre en casos excepcionales-, pasando por colores como el canela o el marrón.

Los ursus americanus pueden llegar a medir hasta dos metros de largo, su peso oscila los 90 y 260 kilogramos, son robustos, de pelo corto y oscuro. Las hembras son más pequeñas que los ejemplares del sexo opuesto, y ambos cuentan con los sentidos del oído y el olfato bastante desarrollados.

También tienen patas largas y la capacidad para mantenerse de pie sobre las dos traseras, puesto que son plantígrados. Del mismo modo, su habilidad de escalar árboles va de la mano con las cinco garras de cada una de sus extremidades.

Alimentación: una variada dieta omnívora

El bosque le pone un excelente menú sobre la mesa al oso negro americano, comenzando por las bayas, hierbas, raíces e insectos como platos de entrada.

Estas curiosas especies de osos son omnívoras, pueden comer los alimentos que les proporciona la vegetación, pero también cazan otros mamíferos.

Todo ello para poder obtener las calorías necesarias durante los períodos de reposo, en los que se mantienen solo de la grasa corporal acumulada antes del invierno. Asimismo, estos grandes animales también son buenos nadando, cualidad que les permite desarrollar habilidades para la pesca.

Por otra parte, este tipo de oso recurre en ocasiones a la carroña, situación que a veces le crea conflicos con otros predadores como los pumas, o rara vez, con osos pardos.

Época de reproducción y tiempo de socializar

Como ya hemos mencionado, los osos negros prefieren pasar el tiempo a solas, evitando el contacto hasta con las hembras de su misma especie durante la mayor parte del año.

No obstante, este comportamiemto cambia drásticamente con el celo. Es entonces que empiezan a socializar entre ellos para darle continuidad al ciclo de la vida y se orientan a cumplir el acto de la reproducción.

Su madurez sexual comienza a partir de los dos años de edad, pero es la hembra la que alcanza esta etapa primero. El período de gestación es alrededor de siete meses y la cantidad de crías frecuentemente es de uno o dos oseznos.

Los pequeños recien nacidos carecen de los sentidos de la vista y del olfato, por lo cual, su madre cuida de ellos hasta que cumplan dos años de edad. El proceso de parto se suele dar a mediados del invierno, y la madre cría a sus hijos en la seguridad de su osera.

El oso negro del bosque está en estado de conservación

Los osos negros americanos no tienen un depredador natural, sin embargo, han sido catalogados en estado de conservación, puesto a que su población se ha reducido considerablemente. La caza furtiva, conflictos con humanos y arrollamientos cerca de zonas boscosas, son las principales razones de este problema.

De hecho, en algunos de los países donde se encuentran, como México, las campañas para proteger dicha especie son muy notorias.
La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica actualmente a los osos negros como “Preocupación Menor”.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…