TEPORINGO » El cauteloso conejito del bosque en peligro de extinción

Advertisement

El teporingo es un pequeño conejito de cola y orejas cortas, uno de los animales de los bosques de México y actualmente está en peligro de extinción.

Advertisement

Aunque recientemente se creyó que este curioso roedor ya había desaparecido de la faz de la tierra, más adelante se comprobó que aún sigue aquí.

Esta especie de clase mammalia de zonas boscosas (mamíferos del bosque), es muy cautelosa y debido a la reducción de su población, ya no es tan común verlos por allí.

Advertisement

En este artículo te presentamos las respuestas que buscas sobre su forma de vida y las razones que han puesto al teporingo en situación de riesgo.

Hábitat y distribución del teporingo

A este animal también se le conoce como zacatuche, conejo de los volcanes o romerolagus diazi, por su nombre científico. Es una especie endémica de México, específicamente se ubica en el centro de la Faja Volcánica Transmexicana. De allí uno de sus nombres.

Siendo exactos, los volcanes Iztaccíhuatl, Tláloc, Pelado y Popocatépetl, son las zonas donde generalmente viven. Prefieren ocupar los espacios boscosos de estos lugares donde hay suelos muy rocosos y con temparaturas bastante bajas.

Además, son animales territoriales que se mantienen en grupos entre dos y cinco miembros, los cuales se quedan en madrigueras hechas por sí mismos u otras de roedores como las tuzas mexicanas, al igual que en peñascos, rocas o raíces.

Características del famoso zacatuche

El también llamado zacatuche, posee ciertas caracteristicas físicas y conductuales que lo diferencian de sus otros familiares de orejas largas y cola esponjada.

Este mamífero constituye la especie más pequeña de conejos en México, mide unos 30 cm aproximadamente y pesa poco más de medio kilo.

El color de su pelo va de amarillo a negro en casi todo el cuerpo, a excepción de las patas o la cara que puede ser de un tono ocre. Otro rasgo distintivo es que sus orejas son redondas y mucho más cortas que otros conejos, así como su cola que al medir tan solo 30 mm cuando mucho, es muy dificil de notar.

Comportamiento

Por lo general, los conejos de los volcanes de México suelen estar más activos durante el día, sobre todo cuando se acerca el crepúsculo.

Esto significa que en horas de la mañana y al final de la tarde, son los momentos en los que se puede observar una mayor cantidad de dichos roedores fuera de sus madrigueras. No suelen ser animales solitarios, es decir, siempre se agrupan y socializan entre ellos buscando alimentos o sencillamente explorando.

Del mismo modo, los teporingos son extremadamente cautelosos cuando detectan a algún depredador, optando por quedarse completamente inmóviles esperando la oportunidad de escapar.

Dieta del pequeño mamífero

Los zacatuches tienen una dieta extrictamente herbívora, alimentandose principalmente de pequeños retoños o el pasto que consiguen a su alrededor. Debido a sus hábitos alimenticios, los teporingos también pueden ocupar los bosques zacatonales alpinos y sub alpinos de su región.

A parte de este tipo de hierbas y pastos, los diminutos conejos se comen las hojas frescas que encuentran en el suelo. Asimismo, aunque su menú es básico y sencillo, estos pequeños de clase mammalia son los platillos más anhelados de muchos carnívoros.

Y entre sus depredadores naturales se encuentran animales como los linces, los gavilanes, las comadrejas, los coyotes, las víboras de cascabel, entre otros.

Equilibrio de su entorno

Proteccionistas y expertos veterinarios de México, afirman que el teporingo representa un eslabón importante en el equilibrio del entorno que lo rodea.

Y es que al ser un animal con tantos depredadores naturales, su ausencia en el ecosistema donde dificilmente se ha logrado mantener rompería drásticamente el balance.

Por otra parte, estos mamíferos de reducido tamaño son considerados como unos dispersores de semillas esenciales para la regeneración de algunas plantas en el bosque.

Reproducción: esperanza de vida para el conejito del bosque

La búsqueda de comida no es la única afición del teporingo, pues este mamífero también se entretiene reproduciendose durante todo el año. Los conejitos de los volcanes nacen despues de los 39 días de gestación, y la hembra cuenta con un útero que sorprendentemente, es doble.

Siendo así, la media de nacimiento para esta especie es de dos crías -rara vez son tres-, y estas llegan al mundo con pelo y una increíble destreza similar a la de un teporingo adulto.

Agonía del teporingo: causas de su situación

La situación actual del zacatuche responde a varios factores, pero uno de esos aspectos es el que ha acelerado el proceso de su agonía. Como es de esperarse, el principal causante de que este animal de los bosques mexicanos se encuentre en riesgo, es el ser humano.

La tala de árboles y la quema con fines agrícolas, aunado a la caza por parte de sus tantos depredadores naturales, originaron que estos animales quedaran en peligro de extinción.

Hoy en día son variados los grupos proteccionistas que se ocupan de tratar de preservar la especie, pero el desplazamiento de su hábitat es cada vez más alarmante.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…