REPTILES DEL BOSQUE » Características, hábitat y alimentación

Los animales del bosque constituyen una enorme porción de la fauna terrestre, y entre ellos se encuentran algunos cuya existencia data de más de 300 millones de años, o en otras palabras ejemplares como los reptiles, criaturas vertebradas que se mueven arrastrando el vientre sobre el suelo, con piel escamosa, mayormente ovíparos y además de sangre fría, siendo este último rasgo decisivo para su supervivencia dentro del hábitat natural que ocupan.

Características de los reptiles del bosque

Si bien mencionamos algunas de las características de estos reptiles, ahora es tiempo de profundizar en cada una de ellas, empezando por las escamas de su piel, que pueden variar entre algunas de textura áspera, granulosa o lisa según la especie, pero en general suelen mudar esta capa cutánea cada cierto tiempo.

Asimismo, dichos animales del bosque respiran a través de pulmones y son de sangre fría, valiéndose de su resistente piel y del sol para poder regular la temperatura corporal.

Otro de sus rasgos físicos distintivos son los ojos, que cambian dependiendo de la costumbre del reptil, por ejemplo, si se trata de un animal diurno o nocturno sus pupilas serán redondas o verticales, respectivamente, mientras unos más las tienen dispuestas de forma horizontal.

Estos “pequeños dinosaurios” de nuestra era, poseen patas cortas o incluso algunos como las serpientes ni siquiera tienen extremidades anteriores ni posteriores.

Su nombre viene del latín reptile (que se arrastra), puesto que dichos animales deslizan su vientre en la tierra al andar. Cabe destacar que existen 4 tipos de reptiles en el mundo: testudines, rhynchocephalia, squamata y crocodylia, pero los rasgos morfológicos descritos anteriormente son algunos de los más comunes entre aquellos que viven en distintos boscajes.

Hábitat: adaptación de los reptiles del bosque

Ya que son ectotermos, o en otras palabras, no regulan el calor corporal por sí mismos, se valen de la temperatura del ambiente para sobrevivir.

De allí que los reptiles del bosque busquen estar en biomas con temperaturas más altas, evitando así aquellos lugares donde reina el frío extremo.

Por otra parte, una minoría de especies alberga ciertos espacios boscosos con climas no tan cálidos, desarrollando estrategias a fin de poder establecerse allí.

Bosques más comunes donde viven los reptiles

Ahora bien, veamos cuáles son las características del hábitat que frecuentan este tipo de especies así como a algunas de ellas:

  • Tropicales: estos ecosistemas donde los árboles, las temperaturas y las precipitaciones siempre son elevadas, constituyen el entorno ideal de una amplia variedad de reptiles tales como iguanas, lagartos, lagartijas, caimanes, cocodrilos, tortugas pero sobre todo una enorme cantidad de serpientes que van desde anacondas, boas y pitones, hasta víboras y cobras.
  • Templados: se trata de bosques sometidos a los cambios climáticos de las cuatro estaciones, pero con precipitaciones moderadas durante todo el año. En estos biomas los reptiles más frecuentes son algunas clases de tortugas, salamandras y muchos tipos de serpientes.
  • Tundras: al igual que en los bosques boreales o taigas, aquí las pocas especies de reptiles se ven sometidas a fuertes condiciones climáticas que les dificultan su subsistencia, sin embargo, hay nuevamente diversas serpientes como las rayadas y las víboras comunes europeas, que son capaces de adaptarse a dichas temperaturas. Para ello se refugian bajo la superficie de la tierra cuando llega el invierno.

Alimentación

Los reptiles del bosque se dividen en tres ordenes de alimentación predominantes que son: los carnívoros, herbívoros y los insectívoros.

En el primer grupo hay dos clases, serpientes y cocodrilos, que solo ingieren carne y de hecho, los cazadores sin extremidades devoran las presas enteras.

Por su parte, los insectívoros como las largatijas cuentan con lenguas largas, pegajosas y rápidas que utilizan para comer moscas, hormigas, arácnidos y demás invertebrados.

En algunas especies de reptiles predomina el consumo de materia vegetal, y en este conjunto entran, por ejemplo, las tortugas terrestres, iguanas y otros lagartos.

Reproducción de los reptiles en el bosque

Generalmente la reproducción de los reptiles ocurre a través de la fertilización interna, pero a diferencia de los mamíferos, éstos ponen huevos.

A este tipo de animales del bosque se les llama ovíparos, pero además son amniótas, es decir que sus posturas poseen una membrana para mantenerse hidratada, por lo que suelen ser más similares a los de aves que a los de anfibios.

No obstante, hay excepciones de reptiles ovovivíparos, termino que se refiere a aquellos cuyos huevos eclosionan dentro de la madre para luego parir las crías.

Depredadores

Definir los depredadores de los reptiles del bosque no es tarea fácil debido a la cantidad de especies que encontramos en estos biomas, pero ciertamente existen animales que comen camaleones, lagartos o incluso serpientes.

Los cazadores de estos últimos son coyotes, zorros y mapaches, mientras que lagartos y camaleones son afectados por aves rapaces, serpientes u otros carnívoros grandes.

Conoce algunos reptiles del bosque

Pese a haber tantos de ellos en el mundo, acá te dejamos una pequeña lista con algunos reptiles del bosque para que los vayas conociendo:

  • Boa constrictor: un depredador con tendencias árboreas y terrestres que se puede encontrar en bosques húmedos.
  • Anaconda verde: un imponente ejemplar con gran presencia en los bosques tropicales de América latina.
  • Salamanquesa: un tipo de reptil que ocupa los bosques secos tropicales y los biomas subtropicales.
  • Serpiente nauyaca: un especimen peligroso y con veneno que tiende habitar los bosques tropicales.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…